Mi experiencia > En el colegio > La participación de los padres

En el colegio

 

La participación de los padres

 

 

 

La participación de los padres

Desentenderse de otros aspectos relacionados con el centro escolar por considerar que es suficiente con hacer una buena elección del colegio, puede perjudicar gravemente la evolución de nuestros hijos hacia la madurez.

 

Precisamente la participación de los padres comienza con el hecho de la propia elección del centro escolar, lo cual es un derecho reconocido por la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Estado tiene la obligación de protegerlo. Pero unos padres responsables, desde el punto de vista de la educación, no deben conformarse con esto.

         
     
La participación de los padres en la escuela
 
     


Es contradictorio reprochar una falta de implicación de los padres en el proceso general de la educación si estos no han sido previamente informados, documentados y sensibilizados sobre sus derechos y obligaciones en tal sentido.

 
         

Al hablar de la participación de los padres en un centro educativo la podemos contemplar, al menos, desde tres prismas diferentes: la participación en el gobierno de los centros (la Constitución dice “control y gestión”); la participación en las actividades académicas o situaciones pedagógicas del aula; y la participación en las actividades extraescolares. Se trata de tres formas de participación bien distintas.

En este sentido, podemos distinguir entre participación a título individual, no sólo eligiendo el centro escolar sino también manteniendo una estrecha relación con el tutor; y participación, digamos, institucional, a través del Consejo Escolar o a través de la Asociación de Padres.

No obstante, el Proyecto Educativo del Centro debería establecer las formas de participación en la vida de la escuela de todos los estamentos que componen la comunidad escolar. En todo caso, esta participación estará en proporción a la responsabilidad de cada uno de los componentes de esta comunidad.

Para conseguir la mayor unidad de criterios y el equilibrio en la orientación y procedimientos educativos, es necesario intensificar las relaciones entre la Familia y la Escuela por medio de una cooperación recíproca. La participación activa de toda la comunidad escolar en los métodos y sistemas de formación es fundamental para asegurar la planificación y el control democrático.

Por otra parte, es contradictorio hablar de implicación de los padres en el proceso general de la educación si éstos no han sido previamente informados, documentados y sensibilizados sobre sus derechos y obligaciones en tal sentido. Por eso es imprescindible que todos los colegios tengan asociaciones de padres, las cuales tendrán establecido los cauces de información, de participación y de estímulo de los padres. Estas asociaciones son el cauce natural para el cumplimiento de los deberes y responsabilidades de los padres de alumnos y para el ejercicio de los derechos que aquellos comportan. Así mismo, deben contar con las actividades de formación permanente que contribuyan al perfeccionamiento de su función como educadores.

 

Portada | Personal | Mis ideas | Ser dirigente | Mi experiencia
Escríbeme | Libro de visitas

2009 © José Manuel Contreras Naranjo
Mapa Web | Aviso legal

Agregar a favoritos | Convertir en página de inicio | Recomendar